¡Lárgate!

Escápate, piérdete, vete y no te arrepientas jamás. Huye de la rutina y del confort y aprende a vivir. Los estímulos y la buena inspiración te llegarán cuando cumplas estos requisitos, y no hay mejor manera para cumplirlos que viviendo en el extranjero.

He vivido dos experiencias así, y las dos me hicieron crecer en el mundo de la fotografía. Estas son mis historias:

LONDRES

Me fui a Londres un verano a trabajar. Tardé dos semanas en encontrar empleo y Diario de un Londinense me resolvió la vida. Cuando fui, tenía 19 años y descubrí lo que significaba la soledad. Estuve tres meses y trabajaba muchísimas horas, lo cual no me permitió conocer apenas a gente. Cuando tenía días libres, cogía mi cámara y no la soltaba durante horas. Esto me permitió conocerme Londres “de pe a pa” y fotografiarla.

Para mí, la experiencia en Londres significó la primera toma de contacto conmigo misma y con el mundo laboral. Me permitió pensar, definir qué me gustaba y saber que no quería experimentar nunca más la sensación de soledad.

GRONINGEN

En cambio, mi Erasmus fue de todo menos solitario. Obviamente, había momentos en los que estaba sola, pero en ningún momento lo sentí. Irme a los Países Bajos a estudiar y vivir en una residencia me permitió conocer a gente maravillosa con la que nunca me habría cruzado de otra manera. Descubrí culturas que jamás habría imaginado y, mejor aún, me reafirmé eso de que seas de donde seas, al final todos somos iguales. Sé que gracias a todo este completo nuevo mundo, voy a poder visitar lugares desde dentro.

En mi Erasmus en Groningen no solo he tenido tiempo para desarrollar mi fotografía de viaje, sino que he descubierto el vídeo como una herramienta para contar historias y ayudarlas a que escapen de sus fronteras. Pero, además, mi Erasmus me ha ayudado a entender que mi sitio es el tren, el avión o el coche, que quiero convertir el viajar y el contar historias en mi trabajo.

Por eso hay que escapar. Porque te abre la mente y te ayuda a entenderte. Te nutres de nuevas historias, dedicas tiempo a aficiones a las que antes no podías y descubres rincones que ningún turista llegará a vivir jamás.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s